Mucha gente que acude a un centro de pilates en Valencia se pregunta cuáles son las diferencias entre el pilates y el yoga. Muchos incluso piensan que van a ir a un tipo de actividad que al final no acaba siendo la que cree.

En un centro de pilates en Valencia que imparta ambas disciplinas podrás ver las diferencias si tienes experiencia, pero para los novatos se les puede hacer más difícil de ver. Por ello, te vamos a explicar las diferencias entre ambos deportes.

Empecemos con algo etimológico: yoga significa unión, mientras que pilates es la coordinación de la mente, cuerpo y espíritu. Aquí encontramos una similitud, ambas buscan la conexión de tu plano físico y psíquico. El yoga nació en la India hace más de un siglo y podría ser considerado como algo que sirvió de inspiración a Joseph Pilates, que como su propio nombre indica fue el creador del yoga.

Pasemos a las diferencias físicas: en el yoga se da más importancia a la relajación, a la desconexión y suele ser mucho menos pesado de entrenar. Por otra parte, el pilates mantiene esos objetivos y les suma el fortalecimiento de ciertas partes de tu cuerpo, especialmente las de los glúteos, abdomen y muslos. El yoga es algo que tiende a lo mental mientras que el pilates quiere lo físico. De hecho, el pilates está muy recomendado para las embarazadas, ya que es una actividad poco intensa pero muy saludable.

Importante y clave destacar que no hay una rutina mejor que la otra. Ambas tienen sus diferencias y tú has de saber elegir lo que te conviene. En todo caso, realizar una actividad física es siempre recomendable, sea pilates o yoga. Por otra parte, si no sabes qué elegir y quieres probar pilates, te recomendamos que acudas a nuestro centro deportivo especializado, el Centro de Preparación al Parto Génesis.