Publicado: 15 de Enero de 2018

Últimamente está habiendo mucha polémica en lo referente al  tema de las doulas.

Una doula, es una asistente sin titulación oficial, ni preparación que proporciona apoyo físico y emocional a las mujeres durante el embarazo o el parto y el posparto.

Este término, se viene utilizando desde que, en un estudio publicado en 1980 por la revista The New England Journal of Medicine, un grupo de médicos lo utilizó para definir a las mujeres que acompañaban al parto en Guatemala. Desde ese momento, el término y la profesión se han ido generalizando en muchos países, aunque no hay una legislación ni regulación al respecto.

La causa de que haya sido ahora cuando surge toda esta controversia sobre las doulas radica en el Informe Doulas que el Consejo General de Enfermería presento el pasado 16 de Febrero de este año.

Este informe se creó con la intención de exponer las prácticas que ciertas mujeres están llevando a cabo en España al atender a mujeres gestantes en su embarazo y parto e intentar, según este documento, sustituir la labor de las matronas en estas situaciones.

El principal problema que presenta el informe sobre esta situación es que las doulas en España se extralimitan en su labor reconocida de acompañamiento a la embarazada y, en muchos casos, su práctica genera riesgos importantes

Este informe, se presenta tras una investigación de varios años, en la que enfermeros y matronas han identificado 20 centros de formación de doulas en el país y un total de 547 personas ejerciendo como tales. Un número "que crece cada año".

Además otro de los principales problemas que se presentan en el informe es que las doulas por la atención que ofrecen durante el embarazo, parto y postparto suelen cobrar unos 1.200 euros, cantidad que no se declara y que además es exagerada si la comparamos con lo que suelen cobrar por estos servicios los especialistas.

Con especialistas nos referimos a matronas, ginecólogos y médicos especializados en preparación al parto que han invertido años de estudio para poder tratar y acompañar a las futuras madres durante todo el proceso del embarazo y del parto de la mejor manera posible.

Las doulas en nuestro país cuentan con la Asociación de Doulas en España creada en 2005. En su página web explican la importancia de su trabajo, todo el funcionamiento de su grupo en el país, testimonios de gente que las han contratado, los datos de contacto de las representantes de las comunidades autónomas y un directorio de todas las asociaciones de doulas en el mundo.

En el informe presentado por el Consejo General de Enfermería, sin embargo, se utilizan apelativos como secta canibalista, intrusismo, gravísimo riesgo para la salud...sobre la base de que obviamente estas personas por muy buenas intenciones que tengan no tiene ningún tipo de estudio ni formación reglada que las avale para ejercer como acompañantes y asistentes o proporcionar apoyo físico y emocional a las mujeres durante el embarazo.

Evidentemente se ha calificado de intrusismo laboral, ya que contamos con profesionales preparados para esta función que además cobran honorarios mucho más reducidos a pesar de haber invertido años formándose para este fin.

Ante este informe, las doulas reaccionan defendiéndose de las acusaciones y explicando que "no son profesionales sanitarias sino que apoyan a las familias en sus decisiones" la pregunta que surge ante esta afirmación es: ¿de dónde sacan la potestad para orientar a las familias en sus decisiones?¿no haría mejor ese trabajo un psicólogo o un profesional en preparación al parto?

Evidentemente cada uno es libre de elegir en quien confiar para este fin, sin embargo nos surge otra pregunta: ¿cómo es posible que hoy en días las familias puedan permitirse pagar esos honorarios a las doulas tiendo profesionales de verdad que harían el mismo trabajo por un precio mucho más asequible y con la confianza que proporciona estar en manos de alguien con formación?

Según explican la Asociación de Doulas en España “Los precios de visitas domiciliarias durante el embarazo, duelo, adopción, criaba y postparto oscilan entre unos 40-70 euros por unas 2-3 horas”, los profesionales sin embargo marcan precios mucho más asequibles.

Sin ir más lejos en Preparación al Parto Génesis el precio orientativo de las sesiones es de 30€ por semana, es decir 15€ aproximadamente las 2 horas.

En estos cursos si reglados una médico profesional y titulada prepara a la mujer física y psicológicamente para todo el proceso de embarazo, parto y lactancia trabajando la confianza y la tranquilidad de la madre para que se sienta segura…todo ello por menos de la mitad del precio que cobran las doulas por ejercer el mismo trabajo sin titulación y sin pagar impuestos.

Nuevamente nos surge una cuestión ¿qué razón podría tener una mujer para preferir pagar más por el mismo servicio pero de forma ilegal y sin la seguridad que ofrece trabajar con un profesional?

Para más información sobre puede visitar los siguientes sitios web:

http://www.20minutos.es/noticia/2378455/0/sanitarios-denuncian/informe-doulas/maternidad-secta/

http://www.elmundo.es/salud/2015/02/17/54e2453722601de93e8b457c.html

http://doulas.es/

http://www.elmundo.es/salud/2015/03/12/5501a2a422601d62128b457a.html